5 claves bajo el sol

BELLEZA
5 claves bajo el sol
Cinco consejos imprescindibles para una correcta exposición al sol y para prevenir el fotoenvejecimiento de la piel a largo plazo así como otros problemas futuros.

Belleza-5-claves-bajo-el-sol
Ha llegado el calor, y con él las ganas de disfrutar del sol. Pero recuerda la importancia de seguir una serie de medidas para tomar el sol de manera saludable, ya que la exposición prolongada puede ser muy perjudicial para la salud de la piel.

Las radiaciones infrarrojas e ultravioletas del sol, son las principales causantes del envejecimiento cutáneo y responsables de pecas, manchas y otros problemas. La sobreexposición al sol provoca un estrés oxidativo que causa un aumento de los radicales libres y una ruptura del colágeno de la piel, que además disminuye su capacidad para producirlo. El sol también ataca y merma la producción de elastina, por lo que una piel dañada por el sol es mucho menos elástica.

Pero además, el abuso solar se traduce en una piel delgada, arrugas, coloración amarillenta, aparición de manchas irregulares oscuras o blancas, vasos sanguíneos evidentes e incluso tumores.

Por tanto, resulta absolutamente necesario fotoprotegerse de una manera correcta y completa para mantener una piel sana y saludable a lo largo del tiempo:
1. Preparar nuestras defensas con una dieta rica en antioxidantes que refuercen las defensas naturales de nuestra piel frente a las agresiones del sol. Una dieta rica en frutas y verduras con vitamina E y C puede ayudar, así como un aporte extra de estas vitaminas en forma de complementos nutricionales.

2. Utilizar fotoprotectores que protejan frente a la radiación. Dependiendo del tipo de piel, se debe aplicar un fotoprotector con factor de protección igual o superior a 30. Los fotoprotectores se aplican media hora antes de antes de tomar el sol y deben reaplicarse cada dos horas y tras el baño.

3. Evitar la exposición solar en las horas centrales del día, ya que los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde. Además, se pueden consultar los índices ultravioleta e infrarrojos ates de la exposición al sol para evitar la exposición en aquellos días en que los niveles de radiación son más perjudiciales.

4. Proteger el cuerpo, la cabeza y los ojos con ropa holgada, sombreros o gorras y gafas de sol. Estas últimas deberán de tener una protección del 100% frente a los rayos UV, así como el certificado de haber superado todos los controles de la Unión Europea.
5. Protegerse todo el año. Aunque en verano hay más horas de luz y aumentan los niveles de radiación solar, los efectos del sol están presentes los 365 días del año.